ORIGEN

ORIGEN

Crecí en un ambiente entrañable y tradicionalmente hostelero

La familia de Artur Martínez regentaba El Buen Gusto, un sencillo bar fundado por sus abuelos en 1952, en un barrio a las afueras de Terrassa (Barcelona). A principios de los años 70 sus padres se hacen cargo del negocio y complementan la oferta del menú, sencillas tapas y bocadillos, con una tienda de pollos a l’Ast y comidas para llevar.
 
Crece en un ambiente entrañable y tradicionalmente hostelero. Después de cursar estudios de cocina y trabajar en diferentes conceptos, decide en 2002 junto a su hermano Juanjo y sus padres, transformar el viejo bar en un pequeño restaurante gastronómico al que llaman Capritx.
 

En 2002 transformamos el viejo bar en un pequeño restaurante gastronómico al que llamamos Capritx.

Los limitados recursos financieros condicionan las posibilidades técnicas, pero no las creativas. Son capaces de sobreponerse a la carencia y de encontrar en la insuficiencia la posibilidad de ser diferentes culinariamente. Con una minúscula y desprovista cocina, que comparten con la tienda de comidas los fines de semana, exploran y explotan vías alternativas con las que alcanzan una singular personalidad gastronómica y una estrella Michelín en 2010. En agosto de 2017, en su mejor momento, deciden finalizar la etapa de Capritx. Sin evolución hay decadencia, y su particular historia merecía cambiar de chistera y profundizar sin límites su propio discurso.

En febrero de 2019 nace Aürt en Barcelona.

En 2019 vuelve el reconocimiento con una Estrella Michelin y un Sol Repsol

Nueve meses después de su apertura , AÜRT recibe los primeros reconocimientos internacionales, entre los que destacan un SOL de la GUÍA REPSOL 2020 y una ESTRELLA MICHELIN de la GUÍA MICHELIN 2020.
Artur Martínez